El Branding o Marca

Tanto si llevas años con tu negocio como si estás pensando en comenzar con tu propia empresa, tenemos que trabajar sobre este principio:

absolutamente todo lo que rodea a tu empresa comunica y la proyección de tu marca será el conjunto de percepciones de ésta.

Todo.

 

 

¿QUÉ ES EL BRANDING CORPORATIVO?

“Brand” es la palabra en inglés para decir Marca e incluyo el término  en ese idioma pues es mucha su integración actual en la literatura especializada.

Es un concepto propio del argot del marketing y que viene referido a la construcción, elaboración de una marca

El branding corporativo consiste en la creación de la imagen de una empresa en la mente de los consumidores. No se refiere solo a la apariencia de la empresa (logo, colores corporativos…) sino al modo en que lo perciben los clientes.varios autores

El desarrollo de un programa de Branding Corporativo es algo muy complejo y fruto de un trabajo a largo plazo. Este proceso se divide en diferentes estadios.

Por ejemplo, una tienda de zapatillas deportivas buscará proyectar una imagen juvenil acorde con su público, mientras que un supermercado quizás quiera mostrar una imagen más familiar.

El branding corporativo es pues,  trazar la personalidad de la empresa.

Igual que el ver cómo habla una persona, cómo se comporta y/o cómo se viste, determina qué expectativas tendremos de esa persona; “la personalidad” que muestra una empresa le dice a los potenciales clientes qué expectativas tener de esa empresa.

En definitiva, la marca es lo que eres, lo que haces, por qué lo haces y por quien lo haces. Es una suerte de promesa a los clientes. Representa lo que los ellos esperan que tu empresa les ofrezca. Si el branding corporativo tiene éxito, cuando los consumidores escuchen o ven el nombre de la empresa, lo asociarán con un valor único y experiencias positivas (o negativas).

Cuando se aplica el branding corporativo a un producto o productos, las empresas deben seguir algunas pautas. Una marca debe ser fácil de reconocer y llamar la atención. También debe ser jurídicamente protegible y sugerir la imagen de la empresa o producto.

No hay más, es “simplemente” eso: crear una idea que todos reconozcan y asocien con algo. El concepto es simple, pero el proceso está muy lejos de serlo.

El branding corporativo necesita los elementos tradicionales como logotipos, eslóganes y materiales publicitarios para ayudar a promocionar y construir una marca; pero aparte se han hecho imprescindibles otros elementos como una web corporativa, un blog y presencia en redes sociales. En estos tres elementos es importante usar un tono coherente. Por ejemplo, no puede ser que en la web corporativa te dirijas a los internautas tratándoles de usted y luego en las redes sociales les tutees como si fueses su amigo de toda la vida.

Si aún no has trabajado en la identidad de tu empresa, piénsalo …¿cómo te gustaría que te viesen tus clientes?

 

Compártelo: